martes, 28 de octubre de 2014

EL AGUA PRISIONERA (poema y fotografía de begoña casáñez clemente)

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
EL AGUA PRISIONERA
 
 
Espero el amanecer
sola en la madrugada muda de este barrio.
El bramido del mar como una fiera
acorralada por espigones y rompeolas,
eterno como un mantra diabólico,
me intimida.
La ciudad se extiende a los pies
de esta torre en la que me encierro cada día
prisionera de un miedo enfermizo.
El viento del sur juega entre los andamios
con la alegría de un demente o un enamorado.
Comienza a llover, y la lluvia,
menuda como los pasos de una anciana,
acentúa la soledad de las aceras vacías.
Octubre agoniza.
 
 
 
begoña casáñez clemente

No hay comentarios:

Publicar un comentario