sábado, 1 de noviembre de 2014

LA LUNA Y LA MONTAÑA (poema y óleo de begoña casáñez clemente)


LA LUNA Y MONTAÑA
Yo vivía en una casa blanca,
bañada por la brisa marina y por el sol.
Tenía una azotea que solía recorrer descalza,
desde ella veía el océano azul uniéndose al cielo en la distancia,
y percibía la redondez de la tierra,
y la sentía girar bajo mis pies como una  bola sólida y enorme,
fijando la mirada en la montaña coronada de luna llena.
Siempre había flores y voces de niños.
Los atardeceres, como el fuego, eran rojos y azules.
Creí que era feliz, viviendo en aquella acuarela prodigiosa,
Pero un día sentí terror en la contemplación de aquel refinamiento,
y comprendí que el mar me rodeaba y era mi carcelero,
y el cielo seductor, su látigo preciso.
begoña casáñez clemente

No hay comentarios:

Publicar un comentario