sábado, 24 de diciembre de 2016












JAZZ SIN MÚSICA



Tantos años han pasado amiga.
Sigues pensando que los chicos son tontos?
Cuándo has sabido la verdad?
Nos reíamos con la seguridad de la inmortalidad,
y era una risa que surgía de todas las cosas.
Cuando has dejado de reirte asi?
Sigues  trenzando tu pelo ?
tal vez se lo trences a tus hijas...
Aunque estoy segura de que la bicicleta
ha quedado oxidándose en el desván,
me gustaria que saliesemos a recorrer la ciudad,
tú y yo frente a la vida, riéndonos,
como cuando pensábamos que los chicos eran tontos
porque no sabíamos que escondían la llave,
no podíamos imaginar, que después de cerrar nuestra puerta,
la tirarían al estanque de los sapos amarillos,
amiga, aunque estoy segura que la bicicleta
ha quedado oxidándose en el desván,
me gustaría que saliésemos a recorrer  la ciudad.



                                                                       begoña

jueves, 15 de septiembre de 2016




                                                                      DESPEDIDA




"Está bien que me quieras
pero aprende a quererte
un poco más
a ti misma"

La puerta se cerró
su semen
aún
resbalaba
por
mis
muslos.





 





begoña casáñez clemente

miércoles, 24 de febrero de 2016

LO QUE NO ESTÁ BIEN (poema y fotografía de begoña casáñez clemente)


 



 
                                                    LO QUE NO  ESTÁ BIEN



 
Oh! Dios,

Hace tiempo, cuatro años ya, te dije:

Ese licor amargo acabará con ellos.

Lo pusiste en sus entrañas al tiempo que al amor.

Y  ahora ves que creció junto a él,

Y con él fue regado.

El viejo mito se repite,

Caín y Abel

No pueden sobrevivir bajo el mismo cielo...

¡Huye! ¡Huye Abel!
 
 
 
 
 
begoña casáñez clemente 
 
 
 

domingo, 27 de septiembre de 2015

HAIKU. OTOÑO (poema y fotografía de begoña casáñez clemente)


                                                                              haiku
 
 
 
 
OTOÑO
 
 
 
                                                                          
El viento sopla,

           Vuelan lejos del árbol
 
    Las hojas muertas.
  
 
 




begoña casáñez clemente

viernes, 22 de mayo de 2015

CERRADO POR CENSURA








                                                                                 














 CERRADO POR CENSURA
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

jueves, 21 de mayo de 2015

LA GENTE QUE PASA (poema y fotografía de begoña casáñez clemente)

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
LA GENTE QUE PASA
 
 
 
Me gustaría tanto poder sentarme
en un banco de un parque desconocido
a mirar a la gente pasar.
Un parque en el que el sol de la tarde
se colase entre los resquicios de las rosaledas y los plátanos,
proyectando extrañas formas de luz sobre la hierba de los jardines,
y tocase mis piernas inertes y también mis manos cansadas...
quedarme ahí, mirando a la gente pasar
sólo eso necesito, un parque desconocido, el sol de la tarde
y gente que pasee,
 
así de pobre soy.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
begoña casáñez clemente
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

miércoles, 20 de mayo de 2015

LAS ACERAS DE HELSINKI (poema y fotografía de begoña casáñez clemente)

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
LAS ACERAS DE HELSINKI

 
 
 
 
 
 

 

Del frio polar sólo te salva,
un buen abrigo de piel de zorro,
que te a ayude a mantener
la temperatura corporal,
de lo contrario
la vida se filtra a través de los poros,
todos los agujeros de tu piel
la dejan escapar convertida en vapor,
como las aceras de Helsinki.
 
A veces otras personas
Que como tú, sobreviven,
te ofrecen su calor...Espejismo.
Algunas no son tan solo  una piel cálida...
son como barriles congelados
en una acera de Helsinki...
la sed te domina... los lames,
y la lengua se queda pegada.
 
En un cementerio nuclear
de un ardiente país africano…
costas llenas de barriles,
playas alfombradas de lenguas
que se secan al sol…
los perros las devoran.
 
 Miles de personas
pasean mudas,
envueltas en sus abrigos
de piel de zorro,
por las aceras de Helsinki.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
begoña casáñez clemente